25 jun. 2012

Los clientes del IFE

Te has preguntado, ¿cuánto dinero gana el Instituto Federal Electoral por tu voto? ¿qué porcentaje de tus impuestos pagas para poder votar? ¿qué pasaría si el IFE no recibe esta cantidad? ¿cuánto te cuesta el sufragio? Estas son preguntas que la mayoría de los mexicanos esquivamos; cambiamos por las promesas deslumbrantes del candidato favorito o simplemente las envolvemos en la bandera y las aventamos desde El Castillo de Chapultepec.

Haciendo una analogía que puede parecer burda, ¿sabe usted que pasa cuando una marca comercial, digamos una refresquera muy famosa, empieza a vender menos productos en un año? Sí, tiene razón, le reducen el presupuesto. Lo invito a pensar unos minutos entre las similitudes de la embotelladora y un IFE con menos “clientes”.

Más allá del romanticismo, la ilusión cívica y el pensamiento dogmático acerca del candidato X o Y… o por primera vez en la historia el candidato XX, lo invito a reflexionar sobre los miles de millones de pesos que gastan todos los partidos en época de elecciones, ¿sabe quién se los dio a gastar? en efecto, el IFE. Personalmente creo que el gran éxito de esta operación se encuentra en dirigir la atención del elector a las grises y falaces propuestas de los candidatos a presidente, (no “presidenta” como insiste en auto denominarse la menos afortunada desde el punto de vista propagandístico) y en sus escándalos, con la finalidad de ahorrarnos el dilema cívico de hacernos estas preguntas. Más allá de pensar que todos los candidatos quieren ganar a como de lugar, yo me pregunto ¿qué le interesa realmente a la partidocracia que satura la escena política con sus monigotes, ganar seis años el poder… o mantener sus brutales nóminas, privilegios y caprichos? ¿seis años de favores acotados para algunos o un futuro de abundancia para todos los miembros? Por favor piénsalo con detenimiento. Si analizamos la comunicación del IFE, el mensaje principal es “vota, no importa por quién pero vota”, si regresamos al ejemplo de la refresquera sería algo así como “compra, no importa el sabor pero compra”.
En estos momentos, en los que la repetición frenética de este mensaje, nos ha comunicado que el valor político del ciudadano consiste en “ser responsable” y votar, aun cuando durante más de 70 años, hoy olvidados por muchos, nos convencimos de que el sufragio no hacía ninguna diferencia, queremos creer desesperadamente que el voto es una herramienta de poder y decisión, que el voto es mucho más que un espejismo democrático, que realmente puede cambiar el rumbo de un país en el que no se respeta patológicamente la ley y el tejido social está prácticamente disuelto. ¿Y qué se necesita para seguir siendo cliente del IFE? muy fácil, seguir registrando nuestro “consumo” cada vez que votamos; es decir, más votos; más presupuesto, más dinero para los partidos. Una fórmula fácil pero altamente efectiva si se combina con el mensaje de no dejar “qué otros decidan por ti” aunque, si lo pensamos fríamente, así fue durante la dictadura del PRI y así probablemente siga siendo, después de todo, soltar el poder no es fácil. ¿Qué efecto puede tener el “voto nulo” si al final seguimos “consumiendo” IFE? Sí queremos realmente  conseguir un cambio basta con revisar la fórmula a la inversa: Menos votantes, menos presupuesto, menos dinero para los partidos. Estoy seguro que eso sí generaría un cambio. Garantizado.

30 nov. 2009

Del gusto al disgusto por el arte.

El arte me hace más Interesante.

Desde este punto de vista el arte y la cultura se han convertido, hoy día, en otro nivel más de estatus, me explico: hasta hace poco tiempo el estatus se medía por elementos principalmente materiales como: el auto que manejabas, la ropa que vestías, la joyería que tu cartera te permitía tener y en ocasiones el físico; bueno, hoy, aparece una raza de personajes que utilizan el conocimiento como un elemento de estatus, como un escalón nuevo en la métrica social. Y no como antes, conocimiento de autos, de marcas, de lugares de esparcimiento… no. Ahora saber de cine, de música, de literatura, es el nuevo criterio para decir -soy mejor que tú.

Lo grave de este fenómeno es principalmente que el único refugio que quedaba para el disfrute puro, fuera de las pláticas plásticas de la mayoría de la gente, se ha prostituido.

El “intelectual” de hoy, es una enciclopedia andante, conoce de corrientes, de estilos, de fechas, de técnica; pero no de gozo, regocijo o gusto.

Desde el punto de vista más purista, el objetivo del arte, debe ser producir sentimientos en el espectador, de la índole que sean. Hoy, esto ha quedado en segundo término, hoy, lo importante es estar preparado para competir con otros personajes que puedan conocer más que nosotros de cualquier cosa etiquetada con la rúbrica de arte, hoy, sentir el arte, ya no tiene sentido.

Desde el punto de vista de estos nuevos “eruditos” lo fundamental es conocer los nombres y trayectorias de 100 ó 200 escritores, en lugar de conocer a uno sólo y emocionarse con él. Es más valioso conocer los más extraños callejones de el más puro cine de arte, que ver una película cómica y ligera y sorprenderse con su sencillez. Es primordial, conocer todas las más oscuras corrientes pictográficas del medioevo, pero es torpe y simplón sonreír con la gráfica de un anuncio de jugos.

El asunto puede no parecer serio, pero personalmente me produce una infinita pena; la pena, la melancolía de saber que esta gente tiene la maravillosa oportunidad de sentir al artista, pero prefieren memorizar mecánicamente fechas y nombres con el único objetivo de alcanzar un peldaño más alto en la colectividad.

25 jun. 2009

Basta un 15%

Sólo un 15%

Es todo lo que pide un movimiento que ha conseguido en un par de meses lo que los partidos no han logrado en décadas.

Queda claro que entre la “clase” política mexicana, con las instituciones parásitas que los rodean y los mexicanos, cada día hay una brecha más grande, que además, crece todos los días.

Parece que la mayor incógnita para los analistas políticos, los presidentes de partido, los altos empresarios, los dueños de medios, los periodistas especializados y los ex-funcionarios es, ¿que se quiere lograr con el Voto Nulo?, ¿dónde está nuestro pliego petitorio?, ¿quién es nuestro vocero?.

Para los ciudadanos comunes, “los de a pie”, es muy claro.

Aunque creo que no está de más hacer un resumen:

Queremos 15% menos mentiras, 15% menos cinismo, 15% más sensibilidad política, 15% memos partidos políticos y 15% menos de gente en los mismos.

También 15% menos demagogia, 15% menos populismo, 15% menos partidocracia y 15% mas política, pero de esa que engrandece al hombre no de la que lo empobrece.

15% menos declaraciones demenciales de ex-presidentes, 15% menos cochineros electorales entre personajes un 15% menos ególatras.

No estaría mal tampoco un 15% más de contenido en los noticieros, un 15% menos de comerciales de partidos y “estrellas” políticas con un 15% menos de promesas inclumplidas y un 15% más de realidades… bueno, pensándolo bien un 15% menos de realidades que ya con las que vemos en todos los medios basta.

¿Que tal? 15% menos violencia y 15% menos impunidad un 15% más real, porque sabemos, si señores políticos, sabemos que nunca se detiene a los que son, ni están 15% más cerca de la cárcel los verdaderos responsables, sería excelente que sus teatros mediáticos fueran un 15% más creíbles o por lo menos un 15% más creativos.

Quisiéramos también un 15% menos de impuestos injustos, donde paga un 15% de la “base cautiva” lo que debería, un 15% menos de tenencia, 15% menos de IETU, 15% menos de ISAN, 15% menos de ISR y si no fuera mucho pedir un 15% menos de IVA.

Nos gustaría un 15% menos de presupuesto al IFE o que fuera por lo menos un 15% más de los ciudadanos y un 15% menos de los partidos.

Sería maravilloso también un 15% menos de rifas de Hummers, un 15% menos de botellitas de Coñac, un 15% menos de “jaladas”, un 15% menos de ligas, bolsas, maletas y videograbaciones escondidas, un 15% menos de metrosexuales y de inversiones multimillonarias en medios a nuestra cuenta.

¡Por favor! un 15% menos de soldados en las calles.

Un 15% menos de antorchistas, Pancho Villas, taxis piratas, y votos duros.

Tener que preocuparnos un 15% menos de que nos torturen, extorsionen, secuestren, violen, roben, insulten, abusen y un 15% menos de etcéteras.

Un 15% menos de curas pederastas y sacerdotes que se metan un 15% menos en política, que jueguen un 15% menos golf, que manejen BMW un 15% más baratos y que embauquen a un 15% menos de fieles.

Podría seguir gastando por lo menos un 15% más de palabras pero creo que con esto bastaría para empezar.

¿Y porqué un 15% se preguntarán los señores políticos?

Porque somos, al día de hoy, la cantidad de ciudadanos registrados que vamos a anular nuestro voto y que estamos cansados de un México que se pone por lo menos un 15% peor cada año.

12 ene. 2009

Unas 35 cosas


Este 2008 tuvo incontable eventos de tipo político, cultural, emotivo, pero…
Esta es una lista de las cosas poco relevantes para el mundo en general del año 2008 que estuvieron chidas, el orden es totalmente arbitrario y dice así:

1-Burn after reading
2-The Force Unleashed para 360
3-Minna no Nihongo
4-La filmación de "El secreto"
5-El Motorokr
6-Los Clavos de 9 Pulgadas
7-Los Marvel Zombies 1a parte
8-El Zero
9-El flequito de mi amor
10-Desigual
11-Motley Crue
12-Iron Maiden
13-Speed Stick 24/7
14-Kryptonita Sn Jerome
15-El zapatazo a Bush
16-El Iphone
17-Robot Chicken
18-Entourage
19-Iron Man
20-Kafka en la Orilla
21-El sueño de Inocencio
22-El Amero
23-Flaming Lips
24-Transformers
25-El FJ Cruiser
26-El Sable de Anakin
27-La colección Hitchcock
28-Rock of love
29-7 Ages of Rock
30-Trentemöller
31-Adidas Classic
32-La Expo Star Wars
33-Tamiya
34-Operator Please
35-Lentes Boss

¿Lo peor? por mucho los uniformes nuevos tipo Bonais de los policías, con todo y sable laser.

29 abr. 2008

Finalmente… mi secreto

Finalmente el secreto:

No, no soy gay, ni bicurioso. No, tampoco fuí abusado por los Legionarios de Cristo. No, no me volví Perredista.

Sin más preámbulo éste es mi secreto:

Les presento al primer "hijo con zapatos"
de Kryptonita publicidad.

El comercial que creamos para la marca Alex de nuestros amigos de CEYS mexicana, titulada "Secreto".

Estamos rayadísimos porque fué una producción muy afortunada y corrió a cargo de el equipo de Catatonia, el director fué Luis Lance (ssss, padrino), post-producción de Heroína, y sonido de Lookas audio con el Chinito.

Es el primero de muchos, y modestia aparte… ¡quedó de pocamadre!

Aunque como dijo nuestro querido cliente finalmente es un -puto comercial de limpiadores-.

Véanlo en Azteca y durante los programas le cambian.

video

4 abr. 2008

Ahí les va el Kryptón


Aunque llevamos más de un año como Kryptonita, es hasta ahora que vamos a inaugurar nuestras nuevas oficinas, además de funcionar ya como agencia de publicidad de servicio completo, gracias a Ceys, Bimbo, Colgate y RVG images principalmente.

Si, en efecto, vamos a hacer un desmadre para que vengan a conocer, pero no tenemos fecha aún porque "no nos han aflojado la correa".

En cuanto se arme bien les avisamos.

Un abrazo a todos y… world peace.

2 abr. 2008

El pollo Robot


Tengo que declararme super fan, de uno de esos proyectos que te hacen decir…
¡Chale, a mi ya se ma había ocurrido! Robot Chicken.

Me pasa con ésta joya, lo mismo que con otras cosas que, desesperadamente, me encantaría compartir con otros… Sólo me gusta a mi.

Me sorprendió que los creadores son Seth Green y Matt Senreich que tienen la cualidad de cagarle a la mayoría.

6 million peso man, apocalypse pony y Zombie Idol podrían causarme una embolia de la risa… ¡neta!.

Larga vida al pollo robot.

De todos modos para algún alma gemela de cultura trash pop, aquí el link.
http://www.adultswim.com/shows/robotchicken/